Reflexión

Cuando se tienen problemas de comprensión e ignorancia hay que resolverlos con lecturas nuevas y apropiadas. (Miguel Delibes).

viernes, 6 de julio de 2012

Si los políticos leyeran a Cervantes



Políticos y todólogos (los que todo lo saben) por medio de comunicados de prensa y tertulias, nos obsequian con soluciones definitivas – que al día siguiente dejan de serlo- para los mil y un problemas con los que desayunamos a diario: índice bursátil, prima de riesgo, educación, sanidad….

La literatura viene demostrando al menos desde 1613 (véase las Novelas ejemplares) su derecho a figurar entre las asignaturas obligatorias  junto con economía o ciencias sociales para quienes pretendan aspirar a dirigente político.
Miguel de Cervantes tras El casamiento engañoso, advierte a propios y extraños con el diálogo entre Cipión y Berganza en El coloquio de los perros, las consecuencias de una gestión poco acertada:

-  CIPIÓN.-Ansí es, pero bien confesarás (…..) que alguna calamidad grande amenaza a las gentes.
-  BERGANZA.-Desa manera, no haré yo mucho en tener por señal portentosa lo que oí decir los días pasados a un estudiante, pasando por Alcalá de Henares.
-  CIPIÓN.-¿Qué le oíste decir?
-  BERGANZA.-Que de cinco mil estudiantes que cursaban aquel año en la Universidad, los dos mil oían Medicina.
-  CIPIÓN.-Pues, ¿qué vienes a inferir deso?
-  BERGANZA.-Infiero, o que estos dos mil médicos han de tener enfermos que curar (que sería harta plaga y mala ventura), o ellos se han de morir de hambre.

Tal como sucediera en tan lejana fecha a Cipión y Berganza, que por una noche adquirieron la facultad de hablar, hemos tenido nuestros días de gloria gastando más de lo que teníamos, creando estructuras no mantenibles a futuro, cargos prescindibles….

Igual que sucediera a los protagonistas caninos, al amanecer, aún con el triunfo de la Selección española, volvemos a la realidad y los recortes. El perro sigue siendo perro. Como Cipión y Berganza, durante la noche veo a los políticos leyendo a Cervantes. Está amaneciendo y como el alférez Campuzano, acabado el coloquio despierto y oigo al licenciado:

-  El bono a 10 años llega al 7%.
-  La prima de riesgo rebasa los 560 puntos básicos.
-  El IBEX 35 baja 2,88 %.

Afortunadamente, el Euribor se desploma y marca un mínimo tras la rebaja de tipos, con suerte conservaremos el troncomóvil.