Reflexión

Cuando se tienen problemas de comprensión e ignorancia hay que resolverlos con lecturas nuevas y apropiadas. (Miguel Delibes).

viernes, 2 de marzo de 2012

Valle Inclán. De viaje con Las Sonatas



La etapa que antecede a un viaje, implica planificar, preparar o cuando menos adquirir los billetes. Finalizado este, se impone la labor de recoger y ordenar los pertrechos utilizados, bien para utilizarlos en el próximo o para depositarlos en el baúl correspondiente.
El crucero Las Sonatas  en el que embarcamos en octubre nos ha llevado durante  cuatro estaciones -narrativamente hablando-   a través de cuatro novelas a conocer cuatro amores de Bradomín en cuatro puertos distintos  como marino a la antigua usanza, enmarcados en un todo de ambientes distintos.
En la medida de lo posible y siguiendo las indicaciones del mantenedor de estas lecturas Pedro Ojeda, hemos intentado escapar a la anécdota, al pasaje pintoresco, a la simple narración novelística, para adentrarnos en Valle. No sólo en unas memorias amables publicadas por entregas.
El esfuerzo del autor por mantener un estilo, la acertada utilización de los recursos, el orden y la belleza narrativa, siguen presentes aunque Las Sonatas, -producto de otra sensibilidad y tiempo- queden difuminadas.
Las Sonatas son Valle, sí, pero no todo Valle, el donjuanismo contradictorio  de Bradomín queda un tanto alejado  tras contemplar su obra posterior.  

8 comentarios:

Myriam dijo...

ya estamos llegando al final de este viaje Valleinclaico.

Me pregunto... ¿cuál será nuestro próximo derrotero?


Besos

Gelu dijo...

Buenos días, Paco Cuesta:

Ver la extensa obra de Valle Inclán es para quitarse el sombrero, y desde luego admiración -además- por el esfuerzo mecánico de escribir tanto, sin ayuda de copias y de "negros", tan en boga en la actualidad.
En sus escritos, llenos de poesía, a veces enmascarada tras la dureza y las pinceladas de humor, se puede apreciar su muchísimo saber de literatura, de arte, de psicología, de lugares...
Leeremos a Valle-Inclán, gallego sentimental, escritor grande.

Saludos.

pancho dijo...

Si Valle no hubiera escrito más que las Sonatas, ya merecería un puesto de relevancia en la Literatura por lo que tuvo de ruptura con lo anterior y su enorme influencia en todos los autores a partir de él. He leído por ahí que después de Valle-Inclán los escritores escriben mejor, por la cuenta que les tiene. Ver enumerados -de uno en uno- todos sus escritos, sobrecoge.

Un abrazo.

Merche Pallarés dijo...

Me ha gustado mucho lo que dices Paco, efectivamente Valle fue un grandísimo escritor con un uso del lenguaje maravilloso. A ver si me meto en esta última Sonata pero estoy de un vago... Casi prefiero leer a nuestro profe y a vosotros, excelentes compañeros. Besotes, M.

Abejita de la Vega dijo...

No esperaba yo disfrutar tanto en este crucero, lo reconozco.

Hemos escapado de la simple narración novelística porque,además, en el caso de las "Sonatas", tiene escaso interés. El protagonista es el lenguaje con mayúscula. En fin, se ha hecho lo que se ha podido.

¿Cuál será el próximo crucero?

Besos, Paco.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Excelente valoración final de la lectura, Paco.
Hay algo que une toda la obra de Valle y que está en esta obra a gran altura: su voluntad de esteticismo.

Ele Bergón dijo...

Muy buena y concisa entrada resumen de un viaje que ya ha pasado, pero con prespectiva de no bajarse del barco y seguir en la lectura.

Valle no se olvida de nuestro Marqués de Bradomín, pues ya lo he visto, así un poco de refilón por El Reudo Ibérico y como siempre enamorando

Besos

Luz

Belkis dijo...

Muy interesante recorrido Paco. Siempre aprendo mucho por aquí.
Un abrazo