Reflexión

Cuando se tienen problemas de comprensión e ignorancia hay que resolverlos con lecturas nuevas y apropiadas. (Miguel Delibes).

jueves, 12 de abril de 2012

Urtain y las doce cuerdas




La fuente de la plaza de  San Juan en Zumaya, conserva todavía el recuerdo de juegos, reuniones y algún que otro amorío que el tiempo se empeña en difuminar. Hasta el balcón llegaba el  protocolario olor dominical  a chocolate. María desde la plaza, con la bolsa de churros en una mano agitaba la prensa con la otra a modo de bandera. El Correo  y el Hola -dijo- mirando mimosa a su madre.

  - ¿Has leído la crónica de boxeo? ¿La de Urtain?
  - ¡No me has dado tiempo!
  - Tienes que leerla papá. ¡Es él! ¡El chico del tren! Hay una pequeña biografía suya y cuentan lo de Tudela.
  - Ahora que recuerdo creo que lo vi una vez en las fiestas de  Cestona levantando piedra. Si es él no le arriendo las ganancias.

Madre e hija salían a dar una vuelta; yo me reunía con Jose Mari, amigo de correrías hasta la adolescencia. Los trabajos nos separaron pero en cualquier oportunidad se producía el reencuentro en el pueblo.

  - ¿Has leído lo de Urtain pues?
  - María, apenas trajo el Correo, hizo la misma pregunta:  -Veintitrés combates por K.O. fue lo primero que dijo.
  - En el boxeo intervienen muchos factores. Hasta ahora, por lo que sé sólo   es un acontecimiento provincial.
  - Le llaman ya el nuevo Uzkudun ¡No?
  - Uzkudun fue aizkolari, consiguió ser un maestro peleando con los mejores de su tiempo; ganó muchas peleas,  pero sólo una por fuera de combate. Lo de este hombre es demasiado evidente.
  - ¿Crees que hay tongo?
 - Creer, creer… no creo nada. En todo caso un montaje.  Al espectador le gusta el morbo, o sea, que pagamos gustosos por ver a Urtain repartir mamporros.
  - Se rumorea que va a luchar por el título europeo.
  - Es el momento oportuno. Al margen de que Europa está a mucha distancia del boxeo americano, el campeón actual es un poco “fondón” y le han ofrecido tres millones y medio de pesetas [abril 1970] por pelear en Madrid.
  - Habrá una lluvia de txapelas.
  - Y de relaciones públicas, y de  famosillos, y de peces gordos….
    



6 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Urtaín visto a través de la gente en el inicio de su popularidad. Sigo asombrado, Paco, qué acierto en tu enfoque.

Myriam dijo...

Me has trasportado a la época, Paco y a esa realidad.

Besos

Merche Pallarés dijo...

Muy logrado como todos tus posts :) Besotes, M.

Aldabra dijo...

Me encanta tu enfoque (como dice Pedro) a mí tamién. Estás construyendo un relato muy potente. En pocas palabras y a pincelas estás construyendo el personaje con toda su vida.

biquiños,

Abejita de la Vega dijo...

Aquel "chico del tren", el que se escapó del colegio de Tudela, ahora es un boxeador con demasiadas victorias por K.O.

Lo feliz que hubiera sido levantando piedras en su Zestoa, en su ambiente. Ahí no hay tongo, o se levanta o no se levanta.

Con la noticia del Correo has construido dos relatos muy auténticos.

Besos

pancho dijo...

Qué bien te manejas en las distancias cortas de los relatos breves. Excelente ejercicio de creación, bien tramado, con muchos datos que denotan conocimiento y acercamiento a los personajes y a la época.

Caemos en la trampa del morbo, aunque estemos advertidos de la mala nota que obtenemos de los moralistas y bienpensantes.

Un abrazo.