Reflexión

Cuando se tienen problemas de comprensión e ignorancia hay que resolverlos con lecturas nuevas y apropiadas. (Miguel Delibes).

lunes, 18 de noviembre de 2013

La estafeta romántica. El devenir de los personajes


Abadía en el robledal Caspar David Friedrich

El bosque onomástico de La estafeta romántica, no debe impedirnos apreciar su singularidad,  con la inclusión de tan nutrido grupo de personajes Galdós puede introducir opiniones coincidentes en unos casos, contradictorias en otros, trazando una imagen -irónica si se me permite- del romanticismo español y establecer mediante las cuestiones particulares, en extremo románticas de muchos de los personajes, relación con los acontecimientos del periodo.

La figura del personaje principal Fernando Calpena carente de de iniciativas y obligado a obedecer, está presente como “sujeto” ya en la primera carta y nominalmente desde la segunda, pero cede importancia en beneficio de la narración en conjunto.

La literatura, con sus autores, obras e intenciones captada por los personajes novelescos a su arbitrio es parte importante de este Episodio, con lo que se logra que el lector viva y se implique en la sociedad romántica que, admítase o no, influyó en la realidad de nuestra historia.

Voy a permitirme una libertad. Todas las cartas están y parecen hechas por la misma pluma. Tal vez a diferencia de la mujer del Cesar no debiera parecerlo.

Y, así, sin afirmarla por falsa o verdadera, la escribo. Tú, letor, pues eres prudente, juzga lo que te pareciere. (Don Quijote II-XXIV episodio de la cueva de Montesinos).

7 comentarios:

Ele Bergón dijo...

Estoy leyendo este libro y reconozco que me cuesta o más bien, no me atrae lo suficiente como para leerlo de un tirón y es que a mi Galdós, y en especial en los Episodios no me acaba de subyugar.

Es muy importante tu apunte, hay demasiada monotonía en la escritura.

Un abrazo

Luz

Pedro Ojeda Escudero dijo...

¿Quizá porque todos los escribientes pertenecen al mismo tipo de sociedad? Algo de razón llevas, Paco.

Myriam dijo...

No entiendo bien a que te refieres específicamente, Paco. Yo encontré que las voces femeninas son distintas y diferenciables entre si. Me dejas pensando... y me gustaría que me dijeras en que ves esa monotonía, como la llama Luz.

Otra casa no entiendo esta frase " Tal vez a diferencia de la mujer del Cesar no debiera parecerlo." ¿Qué quiste decir con eso?

Y perdona, es que de verdad, no entiendo.

Un beso

Abejita de la Vega dijo...

La mujer del César, además de ser honesta, ha de parecerlo. En una novela epistolar además de reflejar la personalidad de cada personaje que escribe...ha de parecer que las letras fluyen desde diferentes plumas. No debe dar la impresión de una sola voz, tienes razón, Paco. Afinas mucho.

Puede ser que la monotonía proceda de la uniformidad de clase social, todos son burgueses, como apunta Pedro.

Sí se perciben voces distintas, aunque haya un telón de fondo común.

Besos, Paco.

pancho dijo...

Dos apuntes que revelan la atención que pones en la lectura. Bien vista la doble acepción del "sujeto". Con relación a lo que señalas sobre la monotonía del estilo de Galdós, al menos en este Episodio Nacional,no estoy tan seguro. Creo que hace un gran esfuerzo por la variación de registros. Por ejemplo en la carta XVIII tenemos un magnífico modelo de tres estilos diferentes o maneras de escribir distintas, siempre hablando de las limitaciones implícitas al género epistolar, claro. Tomándome la libertad que otorga Cervantes a los lectores al pie de la letra en esa cita tan bien traída que cubre las espaldas, las propias y la de cualquiera.
Un abrazo

Paco Cuesta dijo...

¡He vuelto!
Evidentemente el comentario sobre las cartas es una apreciación personal como todas las que en este foro se plantean. Quiero decir que de acuerdo con Myr las voces femeninas son distintas, quizás debí hacer referencia a la musicalidad, la cadencia de las mismas, el ritmo, el tono, no se..., por esto el añadido referente al Cesar. Hay un dicho que sentencia:
"La mujer del Cesar no solo debe que ser buena, también ha de parecerlo".
Quería referirme con él a que las epístolas siendo buenas, muy buenas, también pudieran -siempre a mi juicio- haber cambiado lo que he dado el llamar ritmo, tono.
De acuerdo con Pancho el "papelito de Gracia", es diferente.
Don Benito como recientemente ocurrió en otro foro sobre el mismo tema ha conseguido división de opiniones.
Gracias a todos,
Un abrazo

Myriam dijo...

Gracias PACO por tu explicación, ahora entiendo lo que quisiste decir, a lo que te refieres. No conocía ese dicho.

Un beso