Reflexión

Cuando se tienen problemas de comprensión e ignorancia hay que resolverlos con lecturas nuevas y apropiadas. (Miguel Delibes).

martes, 10 de diciembre de 2013

La balanza de las ideas. Todo lo que era sólido, Muñoz Molina


El Juicio Final: Hans Memling 

La actualidad obliga a manifestarnos sobre la ejemplaridad de MADIBA, pero serán, (seremos) muy pocos -políticos ninguno- los dispuestos a asumir sus principios y no hacer de la confrontación -utilizaremos la jerga política- “su hoja de ruta”. La mano derecha seguirá criticando la torpeza de la izquierda, y esta, la posición privilegiada de aquella por la sola razón de formar parte de un ser vivo nacido diestro, sin caer en la cuenta que ambas son necesarias para atar los cordones del zapato.
La actualidad del Club de lectura en diciembre, gira en torno a Antonio Muñoz Molina, y sorprende gratamente comprobar cómo el discurso de la obra se mantiene sin escorarse a babor o estribor, al margen de los embates de las ideas. Tendencia esta al parecer irresistible en tertulias y artículos de opinión.
Cierto es que estamos ante un ensayo: visión particular del autor sobre un tema,  y que por tanto no pretende soluciones ni estudios exhaustivos de las cuestiones que plantea, sino proporcionar una herramienta para la reflexión y a nuestro juicio, Todo lo que era sólido promete confirmar la teoría. Nos parece un apunte sólido la necesidad de abandonar el cainismo de la dos Españas

Adjudicarse como exclusivo el marchamo de españolidad, progresismo o democracia, viene a ser como negar la evidencia de que lo contrario existe. Nadie es más español que nadie, ni deja de serlo por amar su cuna y su lengua. Progresismo suele identificarse con la libertad individual, y opuesto al Conservadurismo, el término varía en función del país y la historia; tanto uno como otro a la hora de calzarse debían de colaborar para ajustar el cordón al zapato del consenso. El día 15 de junio de 1977 (primeras elecciones democráticas desde la Guerra Civil) con mayor o menor interés, todos nos matriculamos en “Democracia”. La democracia tiene que ser enseñada.  Lo natural no es la igualdad sino el dominio de los fuertes sobre los débiles. Como afirma Muñoz Molina, debemos emplearnos en asimilar nuestra lección diaria de democracia. No se nace demócrata.

Todo lo que era sólido invita eliminar la "separación" (apartheid en afrikáans) por el camino de la reflexión.


10 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

En efecto, Paco. Todo el pensamiento de Muñoz Molina -incluso en sus novelas- va por ese camino: integración, transigencia y respeto por las ideas de los demás. Un buen análisis de la perspectiva ideológica del autor.

pancho dijo...

"Las dos manos son necesarias para atar los cordones del zapato", hermosa reflexión y metáfora sobre la actualidad.
Con la gente que he hablado sobre el ensayo todos se muestran sorprendidos por la claridad de los principios que desarrolla MM. Es ver escrito lo que la mayoría de la población - yo incluido, por supuesto- le gustaría ser capaz de expresar porque así lo piensan.
Mandela entregó su energía en la lucha contra la disgregación, a favor de la concordia y entendimiento entre los estamentos sociales de Sudáfrica, tan complejos.
Un abrazo

Pricampo Administrador dijo...

El análisis de Muñoz Molina es tan transparente y real, y con un lenguaje tan ameno y asequible que pocas veces he leído tan de tirón.
Estoy contigo en que la tolerancia es el termómetro de calidad de la Democracia de un psís. Todos somos españoles y tenems el derecho y el deber de vivir en armonía. Por desgracia el desgraciao que nos gobierna ahora no hace mucho por la labor, el de antes tampoco (la casta política es una lacra difícil de extirpar)

Un abrazo amigo Paco

Pricampo Administrador dijo...

Perdona Paco!!, olvidé cambiar el Perfil. Pero sabes quien soy jajaja

Como no crías pollos no te puedo vender nada.
Disculpa de verdad

Antonio Aguilera dijo...

El análisis de Muñoz Molina es tan transparente y real, y con un lenguaje tan ameno y asequible que pocas veces he leído tan de tirón.
Estoy contigo en que la tolerancia es el termómetro de calidad de la Democracia de un psís. Todos somos españoles y tenems el derecho y el deber de vivir en armonía. Por desgracia el desgraciao que nos gobierna ahora no hace mucho por la labor, el de antes tampoco (la casta política es una lacra difícil de extirpar)

Un abrazo amigo Paco

Myriam dijo...

Tal cual, ya sabes que estoy de acuerdo contigo. Y por eso me gusta tanto Antoño Muñoz Molina, bueno, lo que escribe.

Un abrazo

Myriam dijo...

Los Antonios me van a matar sino rectifico, digo Antonio. Vale.

Abejita de la Vega dijo...

Corre el riesgo de que le ataquen desde babor y desde estribor. Valiente.
Besos, Paco, te veo el marte en la lectura.

Estrella dijo...

No leo el libro, pero sigo con mucho interés todo lo que comentáis de él.

Gracias por vuestras magníficas lecciones.

Saludos

Ele Bergón dijo...

Me gusta tu última frase ...invita eliminar la "separación" (apartheid en afrikáans) por el camino de la reflexión.

Y muy bien enlazado la actualidad de la muerte de Mandela con el libro que estamos leyendo

Un abrazo

Luz