Reflexión

Cuando se tienen problemas de comprensión e ignorancia hay que resolverlos con lecturas nuevas y apropiadas. (Miguel Delibes).

miércoles, 2 de marzo de 2011

Rayuela y La ciudad del Gran Rey



Oscar Esquivias en su novela introduce -podría pensarse que- aleatoriamente, en función de determinados estados de ánimo o por acción de las musas rebeldes de su creatividad, micro relatos o pequeñas historias entre las que he intentado buscar conexión consigo mismas o con el relato con resultado nulo.

La Inquietud que durante la lectura de La ciudad del Gran Rey se acomodó en este lector ha sido similar a la vivida con Rayuela de Julio Cortázar.
Los relatos dentro del relato, en ocasiones con referencias a lo hasta ahora leído de la trilogía y en otras con “apariencia” de improvisación, se pueden leer saltando de capítulo en capítulo al modo de Rayuela o de la poesía objetual de Raimond Queneau, que permite al receptor componer a su gusto el poema.

No tengo argumento -ni conocimientos- para relacionar las obras de Esquivias y Cortázar, es repito, una percepción que me lleva a comenzada la lectura de Viene la noche, terminarla y si es preciso releerla antes de formarme opinión alguna.

Si la trilogía pretendía sorprender o provocar al lector, con el que esto escribe, lo ha conseguido plenamente.

14 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Pues no sé si tiene que ver con "Rayuela" pero confusa es. Besotes,M.

Aldabra dijo...

Yo tampoco puede ayudarte en tu incertidumbre. En su momento, hace mil años, leí Rayuela pero creo que no me enteré de mucho. Tengo ganas de volver a leerla, tal vez un día se anime Pedro a proponérnosla porque de lo contrario nunca encuentro el momento. Pero a lo que iba, esos microrrelatos son muy bellos, sobre todo algunos.
Ayer empecé Viene la noche y cual es mi sorpresa que no tiene nada que ver con lo leído hasta el momento en las otras dos novelas. Óscar es un prestidigitador.

biquiños,

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

desde luego...yo tampoco conseguir la conexión...un abrazo

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Hay una diferencia: el orden del relato. Hay una similitud: la obsesión por el paisaje urbano.
Excelente propuesta.

MIMOSA dijo...

No he leído Rayuela, ¿o sí? La verdad es que no lo recuerdo. Así que no te puedo ayudar en esa disyuntiva. Lo que si te puedo decir es que, cuando pasa uno de Inquietud en el paraíso a La ciudad del Gran Rey, y de ésta a Viene la noche, es como cruzar sendos abismos, saltos enormes para caer en mundos distintos que por entero nos absorben.
Besos y ya estoy de vuelta!!

Asun dijo...

Yo, como no he leído Rayuela, no puedo opinar. Lo que sí te digo es que a mi Esquivias también me ha sorprendido con esta trilogía tan variopinta con estos tres libros tan diferentes entre sí.

Besos

pancho dijo...

En Esquivias se juntan bastantes cosas que dan como resultado estas novelas tan espectaculares. Se nota que es un gran lector, que lee a fondo, no de los que dicen que leen. Su talento no sería nada sin el gran trabajo que hay detrás de sus escritos, que se palpa en cada novela. Gran conocedor de las corrientes literarias, sus conocimientos los vuelca en sus creaciones. A todo ello hay que unir una imaginación privilegiada que sabe poner al servicio de su técnica de escritor.

Por todo ello y muchas cosas más que habría que especificar en un anexo, Esquivias es uno de los grandes activos de la literatura castellana.

De Rayuela sólo he hecho intentos de lectura. Demasiado para un body normal... Quizás en un club de lectura como éste sería capaz de leerlo.

Un abrazo.

Ele Bergón dijo...

Recuerdo que cuando era joven, de esto ya hace unos cuantos añitos, lei Rayuela y me encanto ir por la calles y barrios bohemios de Paris con La Maga.

Puede que tengas razon y haya una conexion. Es mas, cuando he leido el titular rapidamente me he dicho a mi misma, es verdad, pero solo por intuicion, pues habria que volver a leer Rayuela para poderlo o no conectar.

Un abrazo

Luz

Myriam dijo...

EL prestidigitador eres tú que es capaz de unir La rayuela con La Ciudad del Gran Rey. ES cierto, los relatos intercalados de éste son como ir saltando a la Rayuela, independientemente de que tenga o no que ver con la obra de Cortazar.

Un abrazo

Abejita de la Vega dijo...

No he leído la de Cortázar, pero lo que me asombra es la capacidad de Esquivias para no perder el hilo del relato, en un coro con tantas voces.

Nos asombra, nos provoca, nos toma el pelo...con cariño de escritor que dijo, soy testigo de ello, que sus lectores son amigos.

Besos

Marina dijo...

Rayuela, mi libro olvidado hace tantos años leído y examinado. creo recordar que saqué buena nota.

Vengo a dejarte un beso para ti y uno (permíteme que un poco más acuchable) para Tu chica.

Mar dijo...

Puede, sí... puede tener similitud...


Buen finde.

Besos.

Cornelivs dijo...

Hoy voy de bólido, querido amigo, estoy hasta arriba de trabajo.

Solo me paso para darte un abrazo enorme...!

Antonio Aguilera dijo...

Estos fragmentos intercalados me ha dejado "tururato", a dos velas.
La verdad es que algunos son muy buenos. Relación tampoco le encuentro ninguna con el leit motiv de la novela.
Me recuerda a las novelas intercaladas del Quijote, pero por suerte menos pesadas.