Reflexión

Cuando se tienen problemas de comprensión e ignorancia hay que resolverlos con lecturas nuevas y apropiadas. (Miguel Delibes).

jueves, 31 de enero de 2019

EN VERSO O EN PROSA. Cuaderno de vacaciones, Luis Alberto de Cuenca




A resultas de la definición que el DEL en su acepción primera hace de poesía: «Manifestación de la belleza o del sentimiento estético por medio de la palabra, ya sea en verso o en prosa», pienso tras leer Cuaderno de Vacaciones o como consecuencia de ello, que a la definición habría de añadirse «acercamiento». Y es que, el desocupado lector acostumbrado al esfuerzo en lo que a la comprensión poética se refiere, Cuaderno se le ha antojado cercano; se preguntó por qué y en el diccionario encontró la respuesta: en PROSA.

¡Claro! Buscaba la rima; solo encontró la medida y..., une que te une leyó en prosa como cuando «nuestros padres nos endosaban religiosamente todos los veranos aquellos cuadernos de vacaciones para que no decayese nuestro entrenamiento intelectual»[1] y así, alejandrinos, endecasílabos, haikus..., maridaron a Safo, Hefesto, Walt Whitman, o el mismísimo Goethe, con la Movida madrileña. 


[1] CUENCA, Luis Alberto de, Cuaderno de vacaciones, pág., 7.

5 comentarios:

Ele Bergón dijo...

Buenos días Paco, hace tiempo que no nos visitamos. Gracias por venir hasta mi blog.

Estoy contigo en el añadido que haces en la definición de poesía de Luis Alberto de Cuenca, para mí añadiría la palabra " conmover" y hay algunos poemas de este libro que sí los siento cerca o me conmueven. Uno de ellos es el que lleva por título: CLARIDAD, que lo tengo en la página 116 de mi libro CUADERNO DE VACACIONES, en la edición de 2014.

Besos

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Y tanto que sí, Paco. Como vemos, algunas veces ese esfuerzo vacacional da frutos a la larga...

La seña Carmen dijo...

Muy buena esa precisión de si estamos ante verso o ante prosa, como en aquel personaje de Molière que hablaba en prosa sin saberlo.

Quizás el retorno de carro nos ha despistado en ocasiones y como dices nos hemos perdido en el ritmo buscando la rima.

Gelu dijo...

Buenas noches, Paco Cuesta:
:)
En mis épocas no recuerdo compra alguna de esos cuadernos, tan frecuentes años después.
Aunque leeré lo que publicáis, no haré aportaciones a esta lectura. Pero sí, te diré que el título, CUADERNO DE VACACIONES, remarcado por ti, me ha evocado el que hicimos en unas felicísimas clases extras de verano. Mi padre, con su modesto sueldo, nos apuntó a mi hermana y a mí, a las que iba a impartír el hijo de unos compañeros de trabajo y excelentes amigos. No sé si -entonces-, había acabado los estudios de magisterio. Fuimos con otros dos niños de nuestra misma edad, uno de ellos hijo del escultor de las estatuas del puente de San Pablo: Joaquíin Lucarini. .
:)
Abrazos

Sor Austringiliana dijo...

Poesía sin que se note. Su dominio del lenguaje lo permite.
Besos Paco.