Reflexión

Cuando se tienen problemas de comprensión e ignorancia hay que resolverlos con lecturas nuevas y apropiadas. (Miguel Delibes).

jueves, 20 de enero de 2011

Monólogo sobre una Inquietud




-¿De ahí la inclusión de don Cosme?

-Podría ser. Esperemos.

No sabía concretar si era la pregunta, o la improvisada respuesta lo que aun siendo consciente de no tratarse de un hecho real, de estar ante una ficción verosímil, la hacía plantearse una y otra vez, como lluvia de estrellas en la noche de San Lorenzo, aquellas tres preguntas:

¿Por qué Dante?
¿Por qué el Salón Rojo 1936?
¿Por qué Purgatorio?

Recurriendo a alguna de las entrevistas que conservaba, buscó la solución en el autor. En Óscar Esquivias.

“Seguramente de mi gusto por las novelas de Julio Verne".

-Admitido -pensó para sí- Y entonces, ¿por qué toda la novela transcurre en el realismo de la guerra civil?. Acto seguido añade Esquivias en otro punto de la entrevista:

“La novela está contada en clave realista, no hay trama fantástica. Los lectores ya están acostumbrados a la alteración fantástica de la realidad”.

Algunas líneas más abajo continúa:

“La ambientación histórica está al servicio de la trama novelera (el proyecto del viaje al purgatorio) y no al revés”.

-En principio, parece una contradicción con la respuesta anterior, el viaje al Purgatorio es una fantasía. Bueno, dejemoslo, quizá algún día tenga la oportunidad de preguntar personalmente al autor,  además, tampoco hay que entenderlo todo.

-La historia, aún con pinceladas de humor, resulta realmente dramática, me resulta extraño que Pablo, no sacara a colación el personaje de Antonio José…. tal vez por ser el gran olvidado ni le suene. Las campanas redoblando, colgaduras en las ventana, Ulises Santamaría con camisa azul, Román, Luisa, Julián. Todo es dramático.

-Hay un personaje -Fermín Lavilla- un tanto en la sombra que me llama la atención: Por alguna razón que ahora se me escapa le asocio con cierto personaje actual, me parece inquietante, no sé, quizá sean figuraciones.

-Particularmente significativo es Rodrigo Gorostiza. Aun situado en un estatus privilegiado, encarna la imagen de tantos y tantos jóvenes de aquella época, cuya salida cultural era ingresar en un seminario. En un pueblo de una pequeña ciudad el único mundo conocido y conocible era las paredes de su casa, las calles y las tierras de labor, el conocimiento de la sociedad se reducía al proporcionado por su entorno familiar poco aperturista en la mayoría de los casos. Si tras romper con su entorno familiar, compartían por alguna razón, modos de vida distintos al Seminario o salían de el prematuramente, ha de comprenderse que el choque podía derivar hacia infinitas posiciones.

-Es curioso, cuanto más me adentro en la obra, más me alejo de los detalles y del espacio físico, empecé la lectura como un tratado de etnografía y al fin me encuentro en compañía de don Cosme y el comandante Paisán frente a la Escalera Dorada.

Tenemos que evacuar el templo.
Tenga paciencia comandante, estamos cerca.
Cerca, ¿de qué?
Cerca de nuestro objetivo. Creo que no se da cuenta de lo que está pasando. Fíjese ahí.

Paisán se quedó mudo, no pudo evitar un estremecimiento y se sentía de repente, cubierto de sudor.

-¿De ahí la inclusión de don Cosme?

-Podría ser. Esperemos


11 comentarios:

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

la llegada a las puertas del Purgatorio es un reto distinto para cada uno...cuanta canallesca trae un guerra fratricida ...un abrazo

J. G. dijo...

esperemos entonces

buen fin de semana

Merche Pallarés dijo...

Buenas preguntas y dudas. ¡Se me escapó un personaje! - Ulises Santamaría ¡Mecachis! Besotes, M.

pancho dijo...

Hay detalles que se me escapan: el ascenso del capitán Faisán y ese personaje que no conozco: Ulises Santamaría. Supongo que saldrá al final que no he llegado aún.

Gran trabajo de creación sobre otra creación. Excelente. Literatura de alto voltaje que hace poner las neuronas en movimiemto.

Abejita de la Vega dijo...

Trama novelesca al servicio de la trama histórica o trama histórica al servicio de la trama novelesca.
A ver si puedes preguntárselo, Paco.

Un abrazo

Marina dijo...

QUizá algún día podamos preguntarle al autor delante de un buen guiso en esa "Fonda de Ibeas que tanto me gustó.
Un abrazo compa.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

El uso del diálogo para profundizar en el conocimiento tiene raíz clásica, Paco. Y siempre sirve para abrir puertas: lo malo es que luego hay otras puertas, con más preguntas. O lo bueno.

Aldabra dijo...

No leí nada de Julio Verne y por tanto por ahí no puedo opinar.

No estoy de acuerdo en lo que dice Esquivias acerca de que no hay trama fantástica. La trama y creo que el ser de la novela es el viaje al Purgatorio y eso es tan fantástico como las 20.000 leguas de viaje submarino (en mi opinión claro). Por eso, porque el meollo de la novela es el viaje, sí que coincido en que la ambientación histórica está al servicio de este viaje.

Me apunto a la idea de Marina en que tal vez podamos preguntárselo algún día a Óscar, repitiendo viaje a Burgos y olla podrida en Ibeas.

Se me escapa la asociación que puedes haber encontrado entre Fermín Lavilla y un personaje actual.

A mí, Rodrigo, me parece un alma cándida y pura, que no sabe muy bien donde se encuentra pero con una bomba de relojería dentro de su pecho que no sé si saldrá más adelante; ya veremos.

biquiños,

Antonio Aguilera dijo...

Estoy de acuerdo con la opinión de Pedro: enhorabuena por tu estilo socrático de investigación.

Creo que la respuesta de Esquivias va en la dirección del ámbito histórico al servicio del ficcticio (me quedé un tanto pensativo con el comentario de Abejita).

Más que original tu forma de abordar la novela. Un abrazo

MIMOSA dijo...

Aún no lo termino, voy coleando el último capítulo. Bella imagen y una vez más sorprende el enfoque que le das a tu entrada para hacernos llegar esas preguntas que siguen abriendo puertas, como bien dice Pedro.
Un abrazo.

Ele Bergón dijo...

La preguntas, siempre llevan a otras preguntas y asi indefinidamente. Como los niños pequeños cuando estan en la etapa de los ¿ por ques ?, pero es la mejor forma de llegar a algunas conclusiones.

Me gustan tus entradas con estos dialogos tan interesantes.

Un abrazo

Luz

( Ya sabes que no tengo tildes en el ordenador)