Reflexión

Cuando se tienen problemas de comprensión e ignorancia hay que resolverlos con lecturas nuevas y apropiadas. (Miguel Delibes).

jueves, 22 de diciembre de 2011

Cornudo consentido. Sonata de estío


Valle Inclán va colocando  con sus recursos mojones en las Sonatas  para delimitar mejor el camino. No sólo marca las grandes distancias -Marques, Concha, Palacio, Paisaje, Niña Chole-, también señala pequeñas intersecciones cuajadas de mensaje y simbolismo: “El negro nos miraba con sus ojos enfermos: ojos de una mansedumbre verdaderamente animal”.
El marqués y su diosa “entre un cortijo de hampones” -cinco palabras bastan para definir la miseria y humillación de un grupo- se encuentran en las antípodas de su lugar natural: un jacal de carrizo, madera y paja, atendido por un negro liberto y su prole, pero aún allí, o mejor: allí con mayor motivo,  son “los amitos”.
El lector de esta Sonata de Estío queda fascinado por la contundencia de Valle Inclán al describir la escena. El antiguo esclavo es justamente la contraposición de Bradomín, es otro hito en el camino, camina a su lado como un perro “zongueando sus cuitas de paria y de celoso”No es un paria celoso, si no un paria y un celoso.
Los celos se matizan: El blanco y marqués también es celoso, pero celoso por orgullo, sus amantes han de ser suyas, sólo suyas porque es el mejor. Al negro liberto por el contrario, consciente de su inferioridad, lo que le duele es que su pareja, “la gran chiva se le dé todo por los morenos”.
Y aquí encuentra el lector un paralelismo con Lázaro de Tormes: “Y que yo holgaba, y había por bien de que ella entrase y saliese (de casa del arcipreste) de noche y de día… Y así quedamos los tres bien conformes”.
Lázaro, harto de su vida de privaciones decide arrimarse  a los buenos para medrar en su provecho; da por buena y consiente la relación de su esposa con el arcipreste. El negro de la Sonata, lamenta que la relación de la tehuana no sea con alguien de mejor condición que la suya.
Bradomín, Lázaro y el liberto sin nombre, son celosos intermitentes. Los dos últimos cornudos consentidos.
Un conocido refrán del siglo XVI (edición del Lazarillo) decía:
                                                                             Honra y provecho, no caben bajo un techo.


Imagen: Jacal en  México postal 1907
   

10 comentarios:

Manolo dijo...

Qué tengáis unos buenos días, Paco. Dale un beso a Begoña.
Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Y cuánta razón tiene el refrán, Paco.
Qué extraordinario análisis en el usas el estilo de Valle para que comprendamos las razones de los personajes. Tienes razón, Valle es magistral a la hora de describir personajes, lugares y acciones.

Myriam dijo...

Me fascinó tu trabajo Paco ¡Gracias!. Imperdible además lo del lazarillo que yo había perdido en las lagunas de la memoria...

Un abrazo

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Estoy abandonado otros menesteres, aunque voy viendo vuestro trabajo...un abrazo y feliz año

Abejita de la Vega dijo...

Nos he llegado todavía al comentario de ese pasaje de la de estío. Ese liberto cornudo es,como bien dices,la antítesis de Bradomín. Tu cita del Lazarillo te ha quedado perfectamente encajada. Se nota que tienes un buen profe de Literatura. Aunque el discípulo también vale ´lo suyo.

Besos

pancho dijo...

Bradomín es un tradicionalista nacionalista de lo más rancio, lo más que podemos esperar de él es que les dé una limosna a los desfavorecidos,y eso siempre que estén lejos de su habitat natural, porque no le molestan. Sin embargo, él se considera con derecho a escalar las jerarquías sociales cuando le venga bien o le convenga, para eso es un hidalgo, aunque sea venido a menos, y para algo pertenece a una clase social privilegiada.

Poco parece haber evolucinado la sociedad desde El Lazarillo.

Un abrazo y Felices Fiestas en compañía de toda la familia.

Ele Bergón dijo...

Paco, solo paso a desearte unas Felices Fiestas. Ya teleeré con tranquilidad.

Un abrazo

Luz

Firvulag dijo...

Es un placer leer tus acertados comentarios.

Un saludo.

José Manuel.

stella dijo...

Paso a desearte una feliz entrada de año
Un abrazo
Stella

Asun dijo...

PACO, que tú y los tuyos tengáis un muy buen fin de año y un muy FELIZ 2012.

Un fuerte abrazo.