Reflexión

Cuando se tienen problemas de comprensión e ignorancia hay que resolverlos con lecturas nuevas y apropiadas. (Miguel Delibes).

sábado, 31 de diciembre de 2011

crisis@fusion.es



             El título pretende ser la recreación de una dirección de correo.
Hasta el alumbramiento de las fusiones bancarias, algunas entidades mantenían en su área de influencia labores  sociales humanamente muy rentables. El sueño, fue bello mientras duró. La crisis ha mutado a coreo electrónico que todos recibimos o recibiremos. La cuenta de resultados se antepone al bien social. El vergel en el que creíamos vivir ha quedado  en un  modesto huerto que habremos de mantener con nuestro diario esfuerzo. Esfuerzo como el que durante nueve años, tres fantásticas mujeres Bea, Piedad y Silvia, -a las que ya me referí en anterior entrada- han realizado para que, a los que la edad pilló en estado de analfabetismo informático, saliesen de tal situación.
Cada día durante esos años, han derrochado entusiasmo, paciencia y buen hacer atendiendo una y mil veces (doy fe) con cariño y una sonrisa cuantas dudas surgían entre sus veteranos alumnos. La fusionada entidad que mantenía el centro, ha premiado su labor con el preceptivo aviso del cierre de la sala y por tanto fin de su contrato, con quince días de antelación. Ayer, último día de actividad, los abrazos se multiplicaban y las lágrimas se contenían, evidenciando la frustración de un grupo cohesionado socialmente en torno a un proyecto.
¿Otra consecuencia de la crisis?  ¿De las fusiones? ¿Es una forma de cambiar bienestar social por dividendos?.

Queridas Bea, Piedad y Silvia. Habéis demostrado que se pude compaginar trabajo con eficacia y como se dice ahora “buen rollo”. Alguien dijo que quien deja escapar un buen equipo comete un error irreparable. Yo lo suscribo, ha sido estupendo colaborar con vosotras y un placer teneros por amigas.

Creíamos haber encontrado el camino. Creíamos que las entidades bancarias locales seguirían prestando los mismos servicios a pesar de los cambios. Pero no. La globalización, o lo que sea, es como un tsunami. Arrasa.
En cualquier caso, sigue haciendo falta -ahora más que nunca- gente buena.

Imagen: La sala se difumina

16 comentarios:

pancho dijo...

Malos tiempos para lo que no sean resultados de cuentas monetarias.

Un abrazo y Feliz Año.

Manolo dijo...

Ya sabes, Paco: Lo que no son cuentas, son cuentos.
Qué tengáis un buen año.
Un abrazo.

Abejita de la Vega dijo...

Me imagino que hablas de esas bancas tan cívicas. Lo que dice Manolo, lo que no son cuentas son cuentos.

La alfabetización informática nos ha sido necesaria a gente, mayor y no tan mayor. Yo tuve de compa, en la academia donde me enseñaron lo del Word, a una universitaria de treinta años que acababa de conseguir una plaza por oposición en la Diputación. Ahora tendrá cuarenta más o menos.

Es admirable el esfuerzo de mucha gente como yo que no se atrevían a pulsar una tecla, por si acaso.

Lo siento por esas profes que hicieron su trabajo con ilusión.

Feliz Año 2012. Un abrazo, Paco.

MIMOSA dijo...

Es una noticia poco halagüeña para el cierre del año y el comienzo del nuevo.
Sí que es como un tsunami que arrasa, pero sigue sin rozar a aquellos que miran desde la montaña.

En una pena Paco, sin embargo, espero no dejes de seguir haciendo méritos con cada una de tus entradas, con esa forma tan entrañable que sólo tú puedes darles.
Un placer haberte encontrado en este mundo y aunque en los últimos tiempos me he dedicado a lidiar batallas internas, siempre es grato saber que hay rincones amables donde recalar.

Un abrazo fuerte y FELIZ AÑO!!

Asun dijo...

PACO, está claro que la milonga que nos vendieron de todas esas labores sociales no era sino eso, una milonga. Lo que realmente les interesa tristemente, son los dividendos.

Un fuerte abrazo, PACO.

FELIZ 2012!!

Jorge dijo...

Todos estos servicios que nos van hurtando con nocturnidad bajo nuevas siglas, se suponía que los merecíamos por dejar a "la caja amiga" administrar el fruto de nuestro esfuerzo.

Me pregunto qué hemos hecho para dejar de merecerlo...

Silvia dijo...

Ante todo y una vez mas... mil gracias Paco!!!
La recompensa de todos estos años de trabajo ha sido conocer gente como vosotros y sobre todo crear una AMISTAD, que ni fusiones, ni "no cuentas", ni crisis podrán destruir.
Aunque la sala haya cerrado sus puertas, por supuesto mi corazón siempre las tendrá abiertas para vosotros, porque esto no es una despedida, es un "hasta mañana", como solíamos decir cada día al irnos a casa.
Nunca perdáis esa ilusión admirable por este mundo porque nosotras seguimos ahí.
Un abrazo enorme!!

Myriam dijo...

Quedan los vínculos que se crearon entonces y que ninguna fusión de nada puede quebrar.

Decimos que cuando una puerta se cierra, se abre una ventana. Que se abran muchas y que surjan nuevos proyectos, con diferentes continentes.

Un fuerte abrazo y a seguir adelante

Myriam dijo...

y por qué no, con diferentes contenidos, también

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Cada vez es más necesaria esa gente buena, querido amigo. Como lo eres tú mismo.
Vengo tarde, pero quiero felicitarte este año nuevo y desearte que no sea tan bisiesto como se nos aparece.
Un fuerte abrazo que quiero compartas con los tuyos.

Ele Bergón dijo...

EStoy de acuerdo con Pedro, en estos tiempos que corren es cuando más necesitamos de esta gente buena como lo son tus amigas Bea, Piedad y Silvia. ¡Quedamos tan indefensos ante los depredadores! Que ellas tengan suerte en una nueva andadura.

Besos

Luz

Aldabra dijo...

¡Que noticia tan triste Paco!

Me quedo sin palabras porque todo lo que pueda decir te lo han dicho ya.

Es injusto.
No hay derecho.
Que impotencia!

¿Cuánto nos quedará todavía por ver o aguantar?

biquiños,
y mucha suerte para tus amigas.

J. G. dijo...

no sabemos si cuadrarán ni cómo las cuadrarán.

feliz año

Anónimo dijo...

Pasados varios dias en que usted tuvo la generosidad,de escribir en su blog ,crisis@fusión.es.Le quiero dar las garcias por su apoyo a las porfesoras,en su buen hacer y lo que me indigna como persona que forma parte de esta sociedad, es que ciertos sectores de la banca utilicen a las personas como moneda de cambio.Estoy segura que pronto encontrarar esa ventana.....y muchos más amigos como usted

Kety dijo...

Sancho Panza diría: Qué poco dura la alegría en la casa del pobre".

Feliz año

Belkis dijo...

Siento mucho que este tipo de situaciones se repiten cada día más y más. A esas mujeres al menos les queda el consuelo del trabajo bien hecho y la satisfacción por la labor realizada. El futuro se ensombrece cada vez mas a causa de tanto desatino.
Aprovecho para enviarte mis mejores deseos para este año que recién empieza. Todos necesitamos de energías positivas.
Un abrazo Paco