Reflexión

Cuando se tienen problemas de comprensión e ignorancia hay que resolverlos con lecturas nuevas y apropiadas. (Miguel Delibes).

jueves, 19 de agosto de 2010

De galeras y otra peregrina historia. Don Quijote. Cap. 63/2




Las promesas de la encantada cabeza han arraigado en don Quijote y Sancho como la carta de un niño a los Reyes Magos. Entretenidos en estos pensamientos embarcan en el bote que ha de llevarlos a la galera capitana, don Quijote es recibido como un héroe y Sancho volteado por la chusma.
Don Antonio ha preparado la escenografía para que ambos acepten de buen grado, cualquier situación futura.
La narración de los sucesos de la galera muestra como Cervantes domina el lenguaje marinero –crujía, bandines, entrena- resultado de su permanencia como soldado en la galera Marquesa .La descripción del trabajo de los galeotes contiene así mismo elementos del argot de galeras –espaldar, corbacho, rebenque- quizás de peor recuerdo para Cervantes al asociarlo con su apresamiento por los turcos en la galera Sol.

En el anterior capitulo don Quijote, salió molido y quebrantado por el baile, Sancho en éste es sometido a un supuesto bautismo marino, volteado de mano en mano de estribor a babor, la ceremonia no es del gusto de don Quijote, que no duda en firmar con la espada cuanto dice de palabra:

“Don Quijote, que vio el vuelo sin alas de Sancho, preguntó al general si eran ceremonias aquellas que se usaban con los primeros que entraban en las galeras; porque si acaso lo fuese, él, que no tenía intención de profesar en ellas, no quería hacer semejantes ejercicios, y que votaba a Dios que si alguno llegaba a asirle para voltearle, que le había de sacar el alma a puntillazos; y, diciendo esto, se levantó en pie y empuñó la espada”.

Sancho se asombra de que un solo hombre –cómitre- azote a tanta gente desdichada, por el contrario, a don Quijote el mosqueo sobre las espaldas de la chusma le recuerda el desencanto de Dulcinea a cuenta de su escudero, que se libra de responder por la aparición de un bergantín de corsarios turcos.

El travestido patrón de esta nave, resulta ser Ana Félix, hija de Ricote (cap.54/2) que narra otra interminable historia de su huida a Berbería seguida de su enamorado Gaspar Gregorio al que por cierto, en el referido capítulo, Cervantes cita como Pedro Gregorio y que también resulta travestido a mujer mora para salvar su integridad frente a los turcos:

“Turbeme considerando el peligro que don Gregorio corría, porque entre aquellos bárbaros turcos en más se tiene y estima un mochacho o mancebo hermoso que una mujer, por bellisima que sea”.

En la historia reaparece Ricote identificándose como padre de Ana Félix y como diría Sancho en 54/2 “vestido de moharracho”.
Con el indulto a los dos turcos que mataron a los soldados de la capitana el ofrecimiento del renegado para liberar a Gaspar Gregorio, la disposición de Ricote para costear la operación y el hospedaje de padre e hija en casa de don Antonio se cierra éste completísimo capítulo

8 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Completísimo es poco... ¡Cuántas cosas pasan en este capítulo! Mon dieu! Besotes, M.

Abejita de la Vega dijo...

Sancho vuela sin alas, el volteo tal vez le recuerde al manteamiento de aquella venta.Tamaño bautismo marino, como tú dices.

Peregrina, peregrina es la bizantina historia de la morisca.

Completísima la historia, eso sí, menudo despliegue marinero.
Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Efectivamente, no me había dado cuenta del equilibrio que suponía que en este capítulo se burlaran de Sancho, lo que iguala más a amo y escudero.

Asun dijo...

Como dice MERCHE, más que completísimo, varias historias enlazadas entre sí.

Un abrazo

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

A mi me parece que como bien apuntas...es difícil encontrar frontera entre servidor y señor...cada vez se han aproximado más ...un abrazo

Cosmo dijo...

Gracias por tu felicitación,no me detengo a opinar porque he de retomar el Quijote cuando pueda allá donde lo dejé,las tareas de madre/padre/ama de casa y todo eso me han ocupado demasiado tiempo en los últimos meses.Abrazos

Myriam dijo...

Particularmente me gusta el ímpetu de Ana Felix.

Myriam dijo...

y su intrepidez, obvio. Besos