Reflexión

Cuando se tienen problemas de comprensión e ignorancia hay que resolverlos con lecturas nuevas y apropiadas. (Miguel Delibes).

jueves, 26 de agosto de 2010

El ocaso de…El Último Romántico. Don Quijote. Cap. 64/2


“Que trata de la aventura que mas pesadumbre dio a don Quijote de cuantas hasta entonces le habían sucedido".

Con éste comienzo el lector se prepara para lo peor, tal vez por ésta razón en el primer párrafo, Cervantes dulcifica la situación para que recorramos el texto con más interés, incluso con un cierto suspense. Se sirve para ello de la belleza y discreción de Ana Félix como portada, la posible aventura de don Quijote para liberar a Gaspar Gregorio recordando la narración del retablo de Maese Pedro como argumento y la certera advertencia de Sancho a modo de prólogo:

“Advierta vuesa merced que el señor don Gaiferos sacó a su esposa de tierra firme y la llevó a Francia por tierra firme; pero aquí, si acaso sacamos a don Gregorio, no tenemos por dónde traerle a España, pues está la mar en medio”.

 Así, la liberación de Gaspar es en principio adjudicada al renegado quedando don Quijote en reserva, por si el español no saliese bien del caso.

Pero,en cuatro días el futuro de don Quijote da un giro con la incorporación por sorpresa del Caballero de la Blanca Luna y en principio, contra lo que en la obra venía siendo habitual, sin el conocimiento de ninguno de los personajes de la misma. Cervantes va a cambiar el curso de los acontecimientos con un reto inusual: Nuestro Quijote -el último romántico- se ve obligado a luchar y aceptar las condiciones del desconocido caballero para mantener que la belleza de su dama no tiene parangón.

“Jamás habéis visto a la ilustre Dulcinea; que, si visto la hubiérades, yo sé que procurárades no poneros en esta demanda porque su vista os desengañará de que no ha habido ni puede haber belleza que con la suya comparar se pueda”.

En ésta ocasión –es el principio del fin- el contrincante no resulta vencido como el Caballero de los Espejos en el capítulo 14/2 o se retira como ocurriera en el combate con Tosilos en el 56/2, sino que arremete con no mucha, pero sí suficiente furia contra el viejo y cansado caballero al que, con poco esfuerzo rinde.

“Dulcinea del Toboso es la más hermosa mujer del mundo y yo el más desdichado caballero de la tierra, y no es bien que mi flaqueza defraude esta verdad; aprieta, caballero, la lanza, y quítame la vida, pues me has quitado la honra”.

El pasaje es utilizado por Cervantes magistralmente, para manteniendo la firmeza y honra del protagonista, acercarle al fin de sus correrías.

“—Dijo el de la Blanca Luna—;viva, viva en su entereza la fama de la hermosura de la señora Dulcinea del Toboso; que sólo me contento con que el gran don Quijote se retire a su lugar un año, o hasta el tiempo que por mí le fuere mandado, como concertamos antes de entrar en esta batalla”.

Deslocado (deslocado: ‘dislocado’, ‘torcido’, pero también deslocado ‘desalocado, curado de locura’) quisiera Sancho que quedara su amo tras semejante suceso, del que como premonición de lo que puede acontecer es sacado en “silla de manos que mandó traer el visorrey”.

Quedamos a la espera de saber, quien es el Caballero de la Blanca Luna que de tan mal talante ha dejado a don Quijote.

Imágenes: Antonio Carnicero y Gerónimo Gil

9 comentarios:

Merche Pallarés dijo...

Querido Paco, creo que todos sabemos quién es el Caballero de la Blanca Luna... Como le digo a TUCCI, por un lado, estoy contenta de que nuestro Quijo vuelva a casa. Necesita descansar. Besotes quijotescos (hoy hemos coincidido de nuevo con la primera imagen...), M.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

La derrota llega en el momento clave: don Quijote ya no puede seguir el camino.

Antonio Aguilera dijo...

Como dice el profe Pedro y Sancho en el capítulo: se han topado con la mar. Después ya no hay senderos terrestres que poder caminar.
¡Si a Cervantes, después de todo, le vino bien el falso de Avellaneda para no entrar a Zaragoza!.

Cornelivs dijo...

Es el principio del fin, estimado amigo. Todos estamos tristes.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Una vez que Cervantes ha conseguido su cometido...toca que el protagonista consiga su dignidad como persona, que no como loco caballero...un abrazo Paco

pancho dijo...

Excelente y bien llevado razonamiento de la derrota de DQ y su significado.

Después de la derrota, DQ habla desde la tumba del mundo que se burla de los héroes y los pasea con un Ecce Homo a la espalda bien visible para los desocupados.

Un abrazo.

Abejita de la Vega dijo...

Sancho juega con las palabras dislocado y deslocado. Y piensa que no sería mala cosa deslocarle. Eso es lo que intenta Carr...digo el de la Luna.
Descansará...demasiado.

Un abrazo

Asun dijo...

Está DQ ya tan vapuleado que con poco ímpetu que ponga el contrincante lo tumba sin problemas.

Un abrazo

Myriam dijo...

Me adelanté, como sabes, y sé quien es.... Me da pena que ya estemos frente al comienzo del fin...

Besos