Reflexión

Cuando se tienen problemas de comprensión e ignorancia hay que resolverlos con lecturas nuevas y apropiadas. (Miguel Delibes).

viernes, 24 de noviembre de 2017

LA CUESTIÓN TEOLÓGICA EN EL DON JUAN DE ZORRILLA.


“El desenlace de Don Juan Tenorio confrontado con la doctrina católica no resiste al más ligero examen; es algo absurdo, monstruoso y hasta cómico, pero la cuestión es que no hay que confrontarlo. Si el comendador, don Diego y don Luis son las  fuerzas inexorables que abandonan a don Juan, causan su perdición y la reclaman, doña Inés vela por su salvación. Con un gran acierto une Zorrilla la sombra de doña Inés a la del comendador, porque son ellos dos los que se debaten para llevar a don Juan a su lado: a la salvación o la condena”. 
Casalduero Joaquín

La opinión de una autoridad en la materia como Casalduero viene confirmar que las ideas teológicas manejadas por Zorrilla, no han de ponerse en cuestión por cuanto que lo verdaderamente destacable es la eficacia teatral de la obra. La salvación de don Juan en sentido estricto no tiene mayor importancia, pero adquiere considerable dimensión como hecho teatral. No es el mundo sentimental ni ideológico lo que cuenta a la hora de explicar el secreto de la pervivencia de Don Juan Tenorio, sino,  su condición teatral. Mientras exista un escenario, un tablado, un actor y un público que guste del hecho teatral, el Don Juan  de Zorrilla pervivirá no por lo que supone de romántico ni de tipo español, sino por lo que tiene de personaje puramente teatral.


6 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Y esa es la clave (aunque no estoy totalmente de acuerdo con Casalduero en los aspectos teológicos), la esencia puramente teatral del Tenorio de Zorrilla. De ahí, su éxito.

Paco Cuesta dijo...

Coincido con Casalduero -y de ahí incluir su cita- en que "no hay que confrontarlo". Don Juan Tenorio es TEATRO.
Gracias

La seña Carmen dijo...

Sin embargo, yo recuerdo de mis tiempos del bachillerato en colegio de monjas, lo que recalcaban la salvación de don Juan y el valor del arrepentimiento en el último momento.

De todas formas a estas alturas eso sería buscarle tres pies a un gato que está muy alejado de las preocupaciones actuales.

Puro teatro, puro verso y puro lenguaje.

Abejita de la Vega dijo...

La teología se llamaba doña Inés. Besos.

Myriam dijo...

Puro teatro, teatro puro.
(Y el amor que salva).

Besos

Myriam dijo...

Muy feliz Nochebuena y Navidad
para ambos y el resto de la familia.
Abrazo muy fuerte.
(Y que el 2018 les sonría, aunque aún
faltan unos días para que llegue).